jueves, 24 de abril de 2008

tijera


La tijera corta el resuellador, el duende blanco no se encuentra en sus sentidos, la maromota le hace sentir estático, la hazaña de la tristeza le pone envuelto, en raíces de guitarra, en brazos de degustar, el resuellador no se convence, llama a la tapa, el duende no se convence, llama al tabique, el tabique no se convence, llama en silencio, todos escuchan, se va por la pared y abre el camino, hasta la cama, se keda inmóvil, se transforma en diéresis, no cierra la puerta de la emoción, se abre la ventana, de la desesperación…estar…

2 comentarios:

  1. Un honor haber pasado entre tus letras. He disfrutado las que he podido leer y con profundo agrado dejo mi huella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

COMPARTE ESTE BLOG

© 2007-2013 Todos los derechos reservados por el autor.
Prohibida la reproducción total o parcial de los textos literarios publicados en este blog.

Buscar en este blog