martes, 25 de agosto de 2009

Las Cuatro Semillas (cuento) [aka. “engordando pa’ morir pela’o”]


El albor mañanero despunta su esplendor luminoso. Cuela sus fusilazos por la ventana del cuarto y entre los ojos de Beno.

El don levanta su entumecimiento y abre los ojos. Mira la pared percudida de manos, sangre y uñas rasgadas. Toma una taza de café. Hace un sandwich de jamonilla y queso de papa. Agarra el machete y la azada. Busca las cuatro semillas que recogió de manos de su ex esposa el día anterior en la plaza del mercado. Las tenía amarradas en el sótano de la casa para que el sereno nocturno no las dañara.

Baja la toscosa y abrupta montaña pensando en esas cuatro hijas que engendró y lleva a cuestas. En el negocio familiar que por no ser esclavo abandonó. En el buen carro que cambió por una guagua que ahora muere estacionada en su marquesina con la transmisión dañada.

Llega al claro. Los árboles de quenepa y mangó asombrillan el área con brazos de crema almendrada. Algunas hojas rociadas caen sobre su frente. Mientras tanto alza la cabeza para respirar el aroma de tierra húmeda. Escucha el torrente que corre por las piedras de la quebrada. Siente que su pecho se agranda y cabe en él, todo el llanto del mundo.

Afianza sus puños cerrados al cabo de la azada y hace cinco hoyos. Entierra la primera semilla y pide a la vida que lo perdone. Siembra la segunda y pide a Dios que la tenga en la gloria. Espeta la tercera y se acuerda que dejó la estufa prendida. Siembra la cuarta pero esta lo encara. De inmediato y fácilmente suprime sus gritos, afinca el machete y traspasa la frente de la niña.

El quinto hoyo lo deja abierto. Cuando apague la estufa regresará. Sembrará sus recuerdos futuros en la luz que camina por los montes en las noches de luna. Será un paso al anochecer, una cadena en las tinieblas, una sombra al pie de la cama. Un huésped invisible en su propia casa abandonada.

Copyright 2009. Alex Samuel Vélez

COMPARTE ESTE BLOG

© 2007-2013 Todos los derechos reservados por el autor.
Prohibida la reproducción total o parcial de los textos literarios publicados en este blog.

Buscar en este blog