martes, 4 de mayo de 2010

Una de mar, una de sol y una de TI



Alfonsina Storni

 
Sale un hombre a pasear por un campo sin rumbo.

Encuentra tres vainas en el camino, una de sol, otra de una fruta que desconoce y una de mar.

Siembra la de mar en el jardín seco que adorna la entrada de su casa.

La de sol, la siembra en su cabeza, para tener luz.

La de la fruta desconocida, la guarda en un bolsillo, cuando el mar florezca y el sol germine, la sembrará para alimentar el hambre de su soledad.

©2010 Alex Samuel Vélez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMPARTE ESTE BLOG

© 2007-2013 Todos los derechos reservados por el autor.
Prohibida la reproducción total o parcial de los textos literarios publicados en este blog.

Buscar en este blog