lunes, 7 de junio de 2010

grietas en el pozo



La pesadilla se hacía más tierna en la medida en que se agrietaba cada vez más la grieta del pozo por el caía Mario.


Caía, caía, caía y el pozo se agrietaba.

Subió con una cuerda de madera fina que encontró.

Los pedazos de grieta le despertaron encima, cayó.

© 2009 Alex Samuel Vélez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMPARTE ESTE BLOG

© 2007-2013 Todos los derechos reservados por el autor.
Prohibida la reproducción total o parcial de los textos literarios publicados en este blog.

Buscar en este blog