miércoles, 30 de mayo de 2012

Leticia por quinta vez: Espejismos de la mujer tradicional y moderna latinoamericana en el siglo XXI. Prof. Gilberto Alfaro


El profesor Gilberto Alfaro, nace en la ciudad de Usulután, El Salvador. En 1994 llega a los Estados Unidos para continuar sus estudios académicos. Recibe su  licenciatura en Literatura Hispánica de la Universidad de California, Riverside (UCR) en 2005.  Luego se traslada a la ciudad de San Diego, California donde tres años más tarde logrará terminar sus estudios de maestría en Literatura Hispanoamericana en la Universidad Estatal de San Diego (SDSU), concentrándose en un estudio panorámico desde la era poscolonial hasta llegar a finales del siglo XX.

 Prof. Alfaro ha enseñado español en algunas instituciones incluyendo SDSU, Palomar Community College y actualmente en el Instituto de Idiomas del Departamento de Defensa de EE.UU.

 A continuación se presenta una reseña de la novela más reciente, “Leticia por quinta vez” (2011) del Profesor Álex Samuel Vélez donde se analizan varios puntos importantísimos desde el punto de vista del lector.

 
Leticia por quinta vez (2011): Espejismos de la mujer tradicional y moderna latinoamericana en el siglo XXI.

        Indudablemente, Leticia por quinta vez (2011) narra la historia de la protagonista cuyo nombre lleva el título y que conduce al lector de la mano hasta llegar a un desenlace abierto o cerrado dependiendo de la percepción del lector. Como obra, la historia es verdaderamente un trabajo excepcional donde hay campo para una lectura ligera de gusto propio, de psicoanálisis o estudio moderno académico donde el lector escoge qué tan lejos quiere llegar con su imaginación y criterio. A continuación se presenta una breve reseña desde un punto de vista modernista seguido por la noción “real-verdad” del realismo mágico.

Leticia no sólo sirve como espejo de la mujer tradicional y moderna latinoamericana, más bien traspasa dichas visiones pues la protagonista no depende del rol masculino aunque a veces le cueste despegarse de él.  Dentro del círculo donde ella se mueve, lo hace con una serie de personajes, experiencias y paisajes entre otros momentos que van marcando su camino, su viaje, en un vaivén que el autor refleja por medio del mar, el color azul, la lluvia, los truenos, ruidos, y finalmente la vida cotidiana de cada protagonista entre otras características o rasgos asociados con el modernismo. Coincidentemente, otro rasgo que se encuentra a lo largo de la escritura es el arte de escribir, que es una mezcla de versos (libres) y estructuras seguidas por una narrativa de una historia rica por su fluidez, lenguaje puertorriqueño, diálogos y temas muy interesantes.     

En la historia, Leticia por quinta vez, son notables las representaciones entre el mar y la protagonista; por lo que es preciso mencionar a Darío y su gran obra Azul (1888) en donde destacan ciertas características tales como la musicalidad, el erotismo y el arte en la escritura que encontramos en Leticia.  Leticia por quinta vez invita al lector a un desafío, a que con su imaginación, conocimiento y seguimiento desenrede un camino largo y borroso que tiene que seguir la protagonista hasta llegar y chocar en contra de una pared, tan grande, tan fuerte, tan tradicional como lo es Radamés. “El régimen de terror familiar era uso, pasión y costumbre” (p. 1.3). La relación entre Leticia y Radamés desata un cuestionamiento en donde entra en duda la mente y consciencia, especialmente de ella. Él se convierte en un conflicto más que ella tiene que sobrepasar, que vencer en el transcurso de su viaje, tal como lo es encontrar trabajo.  Es Leticia quién va a cuestionarse para encontrar dentro de sí misma su verdadera persona, incluso llega hasta el punto de cometer ciertas acciones las cuales se ven interrumpidas por dicho auto-cuestionamiento. En ese vaivén constante de conflictos, discusiones, frustraciones y violencia entre la pareja, el lector también empieza a cuestionar implícitamente la verdad dentro de la realidad que ellos viven que es un rasgo del realismo mágico.

Unas de tantas preguntas que el lector puede hacerse es si Leticia por quinta vez, es una novela real que representa a la mujer latinoamericana actual o qué es lo que propone el autor con dicha historia tan tradicional como igual actual. El escritor es muy hábil en lograr captar la atención del leyente a un nivel que es casi imposible no cuestionar nada, meterse dentro de los protagonistas, sentirlos, oírlos, verlos y reflexionar. Como fruto de tantas preguntas se llega a una conclusión tan humana que requiere que el lector se auto interrogue y que igualmente lo haga con sus alrededores, porque por encima de todo, Leticia simboliza belleza, poder, fe, fuerza, mente, perseverancia y esperanza. Dichas cualidades se ven reflejadas en ella durante sus diferentes etapas partiendo desde la isla hasta su llegada a la ciudad en donde conoce a Radamés quién luego juega otro desafío en ella.  De acuerdo a la temática que cubre Leticia por quinta vez, claramente se plantea el problema mundial de la violencia del hombre en contra de la mujer (abuso doméstico), un tema que desde luego existe en la sociedad latinoamericana actual; por lo tanto, es de alto valor y la escritura busca despertar conciencia de ello.     

COMPARTE ESTE BLOG

© 2007-2013 Todos los derechos reservados por el autor.
Prohibida la reproducción total o parcial de los textos literarios publicados en este blog.

Buscar en este blog