Ir al contenido principal

Generación He-Man

Los que nos criamos a las tres de la tarde, viendo He-Man después de la escuela, entre otras cosas, aprendimos el sentido del trabajo en equipo.

En la serie de muñequitos, por más fuerte que fuera el personaje, siempre pedía ayuda a sus compañeros "para poder vencer las fuerzas de Skeleton", o el enemigo que fuera a apoderarse de Eternia y Grayskull. Aun He-Man, con su cabellera dorada y músculos de acero color zanahoria, necesitaba a su compañero Cringer para no sentirse tan solo en sus aventuras y guardando el secreto que solo Sorceres, Man at Arms y Orco sabían. Amigos, que junto a tantos otros, combatían el mal, daban la vida por el prójimo y en ocasiones salvaban de la muerte a sus enemigos.

Aprendimos que existe el bien y el mal. Que son fuerzas poderosas y nunca se pueden subestimar si es que quieres vencer. Que cada fuerza tiene sus representantes, y éstos sus secuaces y cómplices. Aunque utópicamente, siempre al fin ganaba el bien, nos quedamos con el sabor de una lucha bien peleada.

Conocimos, que la mujer puede ser sexy, linda, respetada, independiente, inteligente, fuerte, habilidosa, valiente y audaz.. sin tener que someterse al escarnio voraz de una sociedad machista en que el hombre es quien único pelea las batallas. Teela, que fue adoptada, era la capitana de la guardia real y peleaba mano a mano con los héroes. En adición, era lingüista, leía e interpretaba textos y escrituras sagradas antiguas. Su contraparte era Evyl-Lyn, que era una maga muy fuerte, aunque después de Sorceress, la cuidadora del castillo Grayskull, madre de Teela y más poderosa maga de Eternia.

Ahora bien.. la generación que se aúpa, lo que ven son novelas a las tres y a las cuatro, noticias a las cinco, la Comay a las seis y por la noche algún juego electrónico. Sin contar el vicioso y desmedido acceso al internet y las redes sociales.

¿Dónde quedaron esas avebturas de He-Man? En lo que somos hoy.

Entradas más populares de este blog

Leticia por quinta vez: Espejismos de la mujer tradicional y moderna latinoamericana en el siglo XXI

El profesor Alfaro, nace en la ciudad de Usulután, El Salvador. En 1994 llega a los Estados Unidos para continuar sus estudios académicos. Recibe su licenciatura en Literatura Hispánica de la Universidad de California, Riverside (UCR) en 2005.Luego se traslada a la ciudad de San Diego, California donde tres años más tarde logrará terminar sus estudios de maestría en Literatura Hispanoamericana en la Universidad Estatal de San Diego (SDSU), concentrándose en un estudio panorámico desde la era poscolonial hasta llegar a finales del siglo XX.
Prof. Alfaro ha enseñado español en algunas instituciones incluyendo SDSU, Palomar Community College y actualmente en el Instituto de Idiomas del Departamento de Defensa de EE.UU.

A continuación se presenta una reseña de la novela más reciente, “Leticia por quinta vez” (2011) del Profesor Álex Samuel Vélez donde se analizan varios puntos importantísimos desde el punto de vista del lector.
Leticia por quinta vez (2011): Espejismos de la mujer tradicio…
Reseña de la novela Crema, Sudor y Vino Tinto  Por Dra. María de los Milagros Pérez Toro

Que el primer libro publicado por un joven escritor sea un verdadero logro literario no es un acontecimiento frecuente en el panorama editorial puertorriqueño de hoy.
La desconexión casi total entre la prensa escrita y la creación literaria, la escasez de revistas en las cuales los jóvenes escritores puedan ir madurando su escritura en contacto con nuestro campo cultural, el aislamiento social y la mediocre formación intelectual de muchos jóvenes que aspiran a destacarse en el cultivo de la literatura, así como el conservadurismo que no pocas veces caracteriza a los maestros que podrían orientarles, son algunas de las causas por las cuales en nuestro país solo de vez en cuando un pino nuevo nos sorprende con la publicación de un primer libro creativo y original.
Destaco esta problemática para que podamos apreciar mejor la importancia cultural que tiene la presentación de Crema y Sudor y Vino Tinto…
Prólogo del libro Por Prof. Estela García Cabrera Autora cubana de nacimiento y puertorriqueña por elección. Ha publicado diversos libros de texto universitarios, así como 3 poemarios ampliamente difundidos. Profesora del Departamento de Estudios Hispánicos en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico.



La poesía y la prosa poética de Alex Samuel Vélez nos enfrenta, desde los primeros trazos, a un mundo en crisis: “peleamos porque nos apasionamos/ comemos sangre y nos violamos/ salvajes seremos siempre” (La carne del lodo). En medio de la crisis, el poeta va en la búsqueda del amor auténtico, sencillo, solidario, capaz de los mayores sacrificios y de entregas desinteresadas y en la búsqueda de un anhelo profundo de superación:
“Para mirar más allá
Tienes que tener fe
Saber lo que deseas
Ponerte una meta” (“Viaje”)

Valores como la fe, el propósito de vida, el señalarnos metas alcanzables, se alejan cada vez más y más de la sociedad en que vive inmerso el poeta. La ausencia de l…
© 2007-2020 Todos los derechos reservados por el autor.
Prohibida la reproducción total o parcial de los textos literarios publicados en este blog.